La Primera Visita

 In matrona, parto en casa, parto natural, servicios

 

¿Sientes que el día del nacimiento es un momento extremadamente importante tanto para ti como para tu bebé?

¿Te gustaría vivir el nacimiento de tu hijo de una manera muy especial?

 

Es posible que acabes de llegar hasta nosotras y no nos conozcas, o que ya hayas participado en alguna de las actividades que organizamos, pero deseas hablar con nosotras sobre tu parto.  Para ver cómo trabajamos, qué ofrecemos, cómo lo hacemos y también cuánto son nuestros honorarios.

Sé que podríamos enviarte por email un pequeño resumen de cómo hacemos nuestro trabajo, contándote cómo y cuándo te visitaremos, cómo nos podrás llamar, los requisitos para poder parir en casa, y datos más prácticos, como qué necesitarías tener preparado en tu casa o cómo son los traslados, en caso de que sean necesarios…

 

Sería una opción, desde luego que sí. Pero no es la nuestra. En Mujeres Sabias NO organizamos visitas para informar de cómo son nuestros servicios de asistencia al parto, de lo que incluyen y de cuánto cobramos por ello y tampoco enviamos la información resumida por email.

 

Nosotras nos caracterizamos por individualizar nuestro trabajo al máximo, ya que cada mujer, cada familia y cada bebé necesitan un acompañamiento único y especial.

 

Para ello sí que organizamos una primera visita individual, pero no para contarte, sino para que nos cuentes.

Una visita en la que podrás contarnos qué necesitas, cómo sientes que estás viviendo tu embarazo y cómo y dónde desearíais que fuera ese primer abrazo a tu bebé.

Tendremos una hora para que nos puedas contar por qué deseas esa bienvenida, qué es importante para ti y para tu familia. Nos podrás contar qué te ha hecho sentir que esa es la manera en la que tu bebé va a nacer más feliz y tranquilo. Si tu pareja te acompaña, podremos también conocer sus necesidades, su sentir en el proceso y escuchar todas las dudas.

También nos podrás mostrar cómo está avanzando tu embarazo, te haremos tu historia clínica, para ello es importante que traigas contigo los informes que tengas de tus visitas al ginecólogo o la matrona (resultados de ecografías y analíticas…)

Veremos cuándo es tu fecha probable de parto. Nos contarás también dónde y cómo vives, a qué hospital querrías ir, cómo es el camino hasta allí, dónde te vas a hacer los controles del embarazo, qué pruebas quieres hacerte y si hay alguna que no desearías por alguna razón. También si tienes seguro privado.

Si estás acudiendo a preparación al parto, o alguna terapia específica.

También si en el momento deseas estar acompañada por alguien, quizá tu pareja, o por alguna otra persona más, quizás otros hijos, si los tienes, o algún otro familiar, quizá tu madre, o tu hermana, o alguna amiga, doula…

Nos podrás contar si la idea que tienes es firme y se lo has contado a familiares y amigos o si por el contrario, todavía no sabes bien qué deseas y necesitas, o si no sientes el apoyo de tus seres cercanos y por eso no lo cuentas.

También si tienes un plan B y cómo afrontas esa incertidumbre que existe en torno al parto, es decir cuánto comprendes que solo sugerimos a la vida lo que sentimos que hoy, ahora, aquí es mejor, pero que en algún momento la vida puede hacernos tener que cambiar de camino.

Nos contarás también qué miedos tienes y cómo los afrontas. Si tienes algún conflicto emocional importante que te pueda influir en la vivencia.

Nos presentarás a tu bebé, para nosotras es fundamental saber a quién vamos a conocer. Nos contarás también para el postparto qué sientes que deseas, si te gustaría darle de mamar, si tienes alguna experiencia cercana, si tienes apoyo para el postparto.  Si tienes ya organizado a qué pediatra deseas llevar al bebé.

 

Y algo fundamental, nos contarás qué sientes que necesitas de nosotras, para saber cómo podemos ayudarte a que disfrutes del nacimiento, para que puedas entrar en el mundo parto desde la confianza y la tranquilidad, sintiéndote acompañada pero no invadida. Para dejar que tu cuerpo haga  atravesando por ti misma la cero resistencia y así poder afrontar el parto desde el empoderamiento y crecimiento personal pudiendo darle a tu hijo un primer abrazo bañado de amor profundo y sincero, sin prisas ni presiones.

 

Con todo esto, podremos saber de qué manera podríamos ayudarte durante el embarazo, el parto y el postparto. Así te sugeriremos cómo pensamos que podríamos organizarnos en el tiempo de embarazo, si pensamos que necesitamos visitas individuales, cuántas,  dónde y de qué manera (si presencial u online, si las haremos en tu casa o en la consulta).

Si también te tendríamos que solicitar pruebas nosotras por alguna razón en especial. Si nos tendremos que coordinar con otros profesionales. Si para el parto o para las visitas postparto necesitamos avisar a otras matronas para que nos apoyen (depende de la fecha y la ubicación de tu domicilio principalmente).

Podremos también saber cómo será el contacto entre vosotros y nosotras, si usáis whattsapp, si podéis acceder a nuestro material online…

Podremos saber si  hemos de estar pendientes de algún detalle clínico o emocional específico en el proceso (embarazo, parto o postparto) para poder asegurar tu bienestar y la de tu hijo.

Podremos saber qué y cómo organizar las últimas semanas, o en caso de necesitar un traslado, saber qué te encontrarás en el hospital y de esa manera coordinarnos con ellos para poder tener tranquilidad y así saber que te recibirán de la mejor manera posible.

Con todo esto podremos, entre vosotros y nosotras, hacer una organización totalmente personalizada para vosotros.

Con esta revisión de tus condiciones físicas, emocionales y clínicas comprobaremos qué requisitos cumples y de qué manera podemos ayudarte a que tu hijo tenga el mejor y más seguro nacimiento. Si en tu caso está recomendado el parto en casa, la dilatación en casa, el parto en hospital público o privado, simplemente una asesoría en la Dulce Espera o una preparación maternal personalizada.

Y así, podremos también darte un presupuesto individualizado, para que puedas saber económicamente las diferentes posibilidades que habría. Esta parte, sabemos que es un poco difícil e incómoda, pero somos conscientes de que es una parte importante, y nos gusta que sepas que también la tenemos en cuenta tratando de darte diferentes opciones y facilidades para que tu hijo nunca se quede sin un nacimiento respetado por el tema económico.

Para poder hacer de este encuentro mucho más que una simple visita informativa, necesitamos reunirnos un día específico, con una hora dedicada a vosotros, para poder hablar, escuchar, comprender y conectar bien.

Necesitamos poder hacer equipo con vosotros, para poder ir tranquilas, poniendo en marcha nuestro instinto, reduciendo al mínimo nuestra adrenalina y confiando. Necesitamos hacernos ‘de casa’.

 

Para ello esta primera visita es fundamental y desde luego, como has podido ver, dista mucho de ser una simple explicación de nuestros servicios.

Un parto en casa es un parto en una casa,

pero nosotras necesitamos saber cómo deseas TÚ parto en TÚ casa. 

(Y lo mismo con las demás opciones donde nacer)

Recommended Posts

Escribe la búsqueda y pulsa Enter