Lúa, Xavi & Pao

 In Testimonios

Amanece y sale la Luna…

parto en casa

IMG-20171109-WA0034

Que increíble, hace unos meses atrás, nos encontrábamos leyendo éstas historias, con tanta ilusión! con tanta emoción, y también con miedos.

Durante las últimas semanas de embarazo el miedo quedó chiquito y olvidado, había llegado con fuerzas la ansiedad. Muchas películas y mimos nos distrajeron de ella, y enfocamos nuestra energía en la Felicidad y el Amor de sentir a Lúa cada vez más cerca.

El 7 de noviembre empezaron las contracciones irregulares de preparto. Fue un día tranquilo y con mucha confianza en la guía de Gemma, entendíamos que podía pasar ese día o los próximos, incluso en la semana siguiente. Pasamos el día entre descansos, helado, mimos y poca caminata, ya tenía molestias para andar. Nos fuimos a dormir y empezaron las contracciones cada 10min. Fuimos avisando a las matronas cada detalle del día. A las 2:00 empezaron las contracciones cada 5min, cuando estaba por avisar, justo rompo aguas. 

Me duché y a partir de allí pasé un buen rato en el water, fue la posición más cómoda para ir pasando las contracciones. Con velas y música, en especial “Sabemos parir” de Rosa Zaragoza, fue para mí, lo que un padrenuestro para un cristiano. La seguía, la repetía y sobre todo la “sentía”.

Llega Gemma y me ayuda a encontrar otra postura. Vinieron a más las contracciones, fui a la habitación para estar mas cómoda. De nuevo en cuatro patas, ahora junto a la cama, me animé a tocarme y sentí algo hinchado, no sabía lo que era. Aviso a la matrona, me revisa y le dice a mi compañero que ya llegaba la bebé! era su cabecita! Fue muy rápido, un oleaje de contracciones y movimientos tomaban mi cuerpo y ayudaban a Lúa a nacer, así lo sentía y dejaba Ser. 

Las matronas siguieron con sus atenciones y demás. Nos despedimos con un fuerte abrazo y una foto para el recuerdo. 

Comenzaba la mañana del 8 de noviembre y ahí estábamos los tres en la cama. Con nuestra Lúa sobre el cielo desnudo de nuestros pechos…extasiados enamorados felices…

GRACIAS Gemma, gracias MUJERES SABIAS por recordarnos la sabiduría de nuestros cuerpos, por animarnos a confiar en ella, por darnos herramientas, conocimiento, oídos y sobre todo calidez humana y CORAZÓN, para nada más y nada menos, que el momento más importante de nuestras vidas.

Lúa, Xavi & Pao.-

Recommended Posts

Escribe la búsqueda y pulsa Enter